¿Cómo gestionar las broncas con los adolescentes?

Conocer gente joven - 956887

En familia Puede ser por el orden, la comida, la limpieza, los estudios o la hora de regreso a casa. En las gradas de las instalaciones deportivas, en las reuniones de instituto o en las charlas sobre educación donde coinciden con padres de chicos y chicas de la misma edad, el que no se queja de discusiones por el desorden en la habitación se lamenta de las malas contestaciones, del abuso de la videoconsola, de la falta de estudio o de la apatía. Porque, a esas edades, los hijos tan pronto se sienten sobreexigidos y se refugian en un funcionamiento infantil recordando a los padres que todavía no son adultos, como se sienten infantilizados y reivindican —a veces con excesiva vehemencia— un respeto porque ya no son niños. Tió enfatiza que de la capacidad de adaptación de los padres a esos cambios depende muchas veces que se cronifiquen conductas, se creen círculos viciosos y se acabe en una escalada de conflictos. Partiendo de todas estas premisas —que los conflictos con el hijo adolescente son inherentes a esa fase del desarrollo y no hay que desfallecer ante ellos— Jorge Tió, Mario Izcovih y Javier Urra explican cómo afrontarían ellos algunos de los momentos críticos que se producen en muchos hogares durante esta larga etapa. Y así una, dos, tres, cuatro… y las veces que sean. Puede también costarle entender las necesidades de los adultos, a los que todavía puede mantener idealizados y no entender por qué le piden las cosas.

COQUETEO VIRTUAL Y AUTOESTIMA

Daughter estos: 1. Disparidad entre los padres La falta de unidad de criterio entre las figuras de autoridad es uno de los grandes lastres para educar. De entrada, porque si el niño recibe mensajes contradictorios, si sus progenitores se desautorizan entre ellos, denial sabe a quién hacer caso y se siente perdido, sin referencias claras. Y porque a medida que crecen aprenden a utilizar esas discrepancias o diferencias de criterio para hacer lo que quieren. La sobreprotección provoca personas inseguras, incapaces de tomar decisiones y de enfrentar las dificultades y contratiempos diarios, que no saben asumir las consecuencias de sus actos y cheat problemas de autoestima.

Enseñar independencia

Por: Susan Spaeth Cherry 07 de noviembrea. Los expertos dicen que es favorecedor esperar que los jóvenes adolescentes obedezcan las reglas paternas, ayuden en la casa y se ocupen de muchas de sus propias necesidades. Muchos padres limitan las demandas que hacen a sus hijos a sus tareas y a mantener el orden en sus habitaciones. Pero estas responsabilidades son auto-orientadas forman al individuo. Desafortunadamente, los jóvenes adolescentes no siempre hacen un acompañamiento a sus responsabilidades, en buena parte porque se les olvidan con libertad. Soy suficientemente alto?