Bienvenidos a mi espacio más íntimo.

Como conocer - 344050

Si has sido estudiante universitario seguro que necesitaste ganar un dinero extra para cubrir tus gastos. Camarero, dependiente Esta joven, que no ha querido revelar su identidad y a quien llamaremos Carmen para facilitar la lectura, decidió buscar trabajo para poder sobrevivir en su etapa de estudios. Desesperada por un poco de 'cash', revisó religiosamente los anuncios de trabajo en periódicos y portales online hasta que un día encontró algo que parecía extremadamente prometedor: Masajista profesionaldecía el anuncio. Ya sé que hay salas de masajes y 'salas de masajes' guiño guiñoasí que me puse en guardia cuando llegué. Pero todo parecía profesional y limpio, y los trabajadoras por cierto, todas mujeres vestían un elegante uniforme blanco almidonado que las hacía parecer enfermeras. La entrevista fue bien.

Masajista Profesional A Domicilio. Descontracturante.

Por esto quiero dejar claro también, que nuestra profesión, desde este punto de vista, es tan respetable como cualquier otra. No quiero terminar ésta entrada, sin dar las gracias a todas y cada una de las personas que he ido encontrando en el camino, en éste y en cualquier otro, ha sido un placer acaecer compartido, profesionalidad y cercanía. Quiero dejar claras algunas cosas, éste blog, faceta parte de mi intimidad, los que ya me habéis leído anteriormente, sabéis que siempre voy a ir de frente y que suelo muy a mi pesar, provocar que se creen conflictos y se abra una batiente a la polémica en el globo del masaje erótico, que se ofrece, y desde aquí, quiero defender lo que creo correcto y denunciar las malas artes, praxis y las estafas con las que nos hacen comulgar determinadas señoritas y supuestos centros de masajes. La oportunidad para que otras u otros después de mi, denial vivan bajo el dedo acusador, si no sobre el. No me laguna de nuestros bares y restaurantes, el pequeño comercio, los lugares de juego para niños, y tantos y tantos otros, que sufren y van a sufrir, las consecuencias de esta pandemia. Francamente, adoro mi trabajo, el globo del erotismo y sobretodo el del masaje. En realidad, el tema amasamiento erótico, tiene connotaciones que a mi entender, ha sido una lacra, para quienes de verdad utilizamos éste término.

No parecía uno de esos sitios

Cuando Marga Mayol acabó sus estudios de quiromasajista no podía permitirse montar una clínica. Como muchos colegas, empezó a atender a sus primeros clientes en su propio domicilio. Preparó una apartamento solo para este propósito y puso anuncios para promocionarse en internet: Me fijé que muchos ponían 'no último feliz' y yo también lo puse. Al poco tiempo, le pidió alusión un chico con una contractura. Comenzó el masaje y, al rato, Gres le pidió que se diera la vuelta.