Qué hacer cuando eres nuevo en una ciudad

Como conocer gente - 843513

Si deseas apoyar una causa pero no puedes donar dinero, puedes donar tu tiempo en su lugar. Trabajar como voluntario te permite conocer gente que tiene intereses similares. Aquí van algunas: Ayuda a que los niños aprendan y crezcan. Conviértete en un Hermano o Hermana mayor con la organización Big Brothers Big Sistersguía de campamento, u ofrécete como voluntario en un programa de deportes después de la escuela. Los juegos y eventos de las Olimpíadas Especiales son excelentes maneras de conocer a niños con necesidades especiales.

El día en que toqué fondo

Es difícil saber por dónde comenzar, y es por lo que creamos esta lista de consejos para ayudarte y prepararte con todo lo que necesitas saber antes de mudarte al afuereño. El mudarse al extranjero puede acarrear grandes cambios en tu estilo de vida y es importante tomar esta decisión pensando en el clima, lenguaje, diferencias culturales e incluso la decencia laboral. Por eso se recomienda actuar un viaje temporal previo a tu mudanza, para conocer mejor el lugar y reconocer los posibles cambios que podrían afectar a tu familia o tus intereses personales. Siendo este un paso significativo es mejor comenzar a organizar y planean con anticipación, realizando pequeñas tareas o pendientes en tiempos libres para cuando se vaya acercando el día de la mudanza, denial estés tan presionado. Inclusive si en el país destino el idioma oficial es tu lengua natal, recuerda que pueden existir palabras con significados distintos y el lenguaje coloquial o el vocabulario se ha ido adaptando a los usos y costumbres de cada lugar. Si el país al que planeas mudarte requiere un visado ponlo como prioridad, ya que este enjuiciamiento puede ser tardado. La credencial de estudiante vigente es posible que sirva para obtener descuentos.

Los últimos artículos desde Vida Estudiantil

Por algunas sólo he estado de paso, mientras que en otras he vivencial durante semanas e incluso meses. Poca gente lo sabe, pero cuando salí de casa por primera y me fui a vivir a Seattle lo pasé muy mal. Fueron unos meses muy duros en los que me sentí triste y aislado. Hoy quiero compartir contigo esa historia y las lecciones que aprendí en ese era de mi vida. Era la primera vez que dejaba el nido, empero no para irme a la aventura sino a un entorno amigable. Empero el año siguiente fue muy aparte. Microsoft me hizo una oferta de trabajo y me marché a Seattle sólo con billete de ida y por un periodo de tiempo abstracto.