11 posiciones para dar el pecho

Conocer chicas cerca - 432602

Antes de comenzar a amamantar, observe su entorno. A muchas madres les gusta sentarse en una mecedora o en un sillón acogedor con apoyabrazos. Para amamantar o alzar al bebé, también es importante encontrar una posición cómoda para los dos. Estas son algunas de las posiciones comunes que puede tener en cuenta. La posición de cuna Esta es la primera posición que muchas madres utilizan, con frecuencia poco después del nacimiento del bebé. Para comenzar, sujete al bebé entre los brazos, con la cabeza apoyada en el pliegue del brazo y la nariz del bebé frente al pezón. Use la mano para sujetar las nalgas del bebé.

Causas de que el bebé no quiera mamar

Existe en nuestra sociedad algo peor que no querer ser madre. Pensar y, sobre todo, decir que ha sido un error haberlo sido. Donath recopila y analiza con agudeza 23 testimonios de mujeres que aseguran haberse contrito de haber sido madres.

MÁS SOBRE ESTE TEMA PARA:

Ten en cuenta que, los síntomas pueden desarrollarse sin mucha advertencia. Así que, si te sientes mal, presta atención. Remedios caseros para la mastitis Comunícate con tu médico o consultor de lactancia si sospechas que tienes mastitis. Hay algunas cosas que puedes actuar desde casa que pueden ayudar a resolverla antes de que se transforme en una infección grave. Dicho esto, si los remedios caseros no parecen ayudar dentro de las primeras 24 a 48 horas, haz una alusión con tu médico. Descanso Cuidar de ti misma es fundamental cuando tienes mastitis. Podría parecer imposible tener un tiempo de descanso mientras se cuida a un recién nacido, pero fajo todo lo posible para descansar o de lo contrario reducir el ritmo de la rutina diaria. Si es posible, considera pedirle a tu galán que se tome unos días libres del trabajo o solicita la ayuda de un buen amigo o accustomed durante unos días para que puedas centrarte en cuidar de ti.

1: Posición de lactancia acostada o reclinada

Posiciones para dar el pecho 11 posiciones para dar el pecho Tal tiempo necesites probar varias posiciones antes de encontrar la que os vaya mejor tanto a ti como a tu bebé. Y no olvides ir al baño antes, ya que es posible que no puedas levantarte de nuevo en un buen rato. Sea cual sea la posición utilizada, tu angelito debería mantenerse estable y sujeto, y su cabeza, cuello y columna denial deben estar torcidos. Si fuera acuciante, utiliza almohadas, cojines o toallas enrolladas para apoyar la espalda o los brazos. Comprueba que tu bebé se agarre correctamente. Un buen agarre es fundamental para una lactancia cómoda.