Emilia Pardo Bazán

Como conocer chicos - 144471

En esta entrevista, que recupero del archivo del blog, comparte cómo descubrió la literatura universal, a muy corta edad y por accidente; los juegos de infancia al lado de su hermano, en medio de mudanzas, amigos imaginarios y guerras; y algunas claves de su trabajo como cuentista. Cada respuesta la retrata como una autora cercana y respetuosa de los lectores, que ha sido reconocida por el jurado del Premio precisamente por «la calidad literaria de su obra expresada en el rico lenguaje poético, el elogio a la fantasía y el uso y dominio de lo simbólico; por la relectura valorativa del cuento de hadas, así como por la construcción de personajes profundos, bien consolidados y con un gran mundo interior». Nieve y bosque. Los caballos galopan al límite, arrastran el trineo en el que va la niña. Su abuela despierta de la siesta con ese grito. Desde niña, Marina Colasanti es otra, otras, muchas. Su infancia se divide en tres, como tres son las pruebas que pasan los héroes en los cuentos de hadas. Nació en en Asmara, la capital de un país muy pequeño, Eritrea, antiguo dominio italiano y vecino bélico de Etiopía. A los cuatro años de edad, y en plena guerra, su familia se muda a Roma.