'Millennials' y puteros: por qué los clientes de la prostitución son cada vez más jóvenes

Como encontrar putas - 548992

Fuimos todos a tomar una copa y bueno Con estas palabras relata en conversación telefónica con El Confidencial la primera vez que el joven madrileño fue usuario de prostitución. La percepción del aumento de puteros jóvenes ha sido mostrada por la Policía, asociaciones de ayuda a víctimas de trata, sociólogos y proxenetas Los datos del foro sexual SexoMercado a los que ha tenido acceso este periódico muestran que, desde hace varios años, el segmento mayoritario de los usuarios que buscan anuncios de prostitución en su web son hombres de 25 a 35 años. Por su parte, la presidenta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida AprampRocío Nieto, explica que llevan años alertando sobre el aumento del consumo de prostitución por parte de los jóvenes. En este grupo se enmarca la mayor parte de los clientes jóvenes: no son sexistas y son críticos con la herencia machista del pasado, pero comparten una ética hedonista de consumo. Intuyen que hay mujeres explotadas, pero prefieren no pensarlo, al igual que alguien que compra ropa que ha sido fabricada por niños.

El cliente consumidor

Entre los miles de clientes que cada mes contratan los servicios de mujeres que se dedican al lucrativo, y para algunos denigrante, negocio de la prostitución se camuflan hombres que dejan de verlas como un mero efecto. Hacen de lado el sexo y se enamoran. Me han traído rosas, chocolates y hasta ropa interior. Eso sin contar con la dificultad que tienen varios de ellos para reconocerlo.

Consejos para saber si tu búsqueda está bien orientada en las redes sociales

Tenía 15 años. La ansiedad le desbordaba. Dudó mucho, pero su camarada insistió hasta que acabó cediendo. Por un lado era un adolescente que perdería la virginidad y, por otro, reproducía en mí el estigma social que tiene el consumo de prostitución. Dieciséis años después de su primera tiempo, aquel chico titubeante se muestra firme y relajado durante la entrevista. Ya en determinados círculos lo conocen como el putero de izquierdas, ya que es militante de Podemos, no le molesta el apodo.