Sexo después de los 50

Mujer no profesionales - 922320

Todas estas características sirven para describir a los hiposexuales, personas que tienen un bajísimo, casi nulo, deseo sexual, debido especialmente a deficiencias en las hormonas que producen el deseo o la excitación sexual o a un desinterés absoluto por el tema. Se diferencian de quienes padecen de un episodio de falta de deseo -por enfermedad, líos financieros, infidelidad o duelos- en que en su caso la falta de entusiasmo por el tema no es pasajera, sino permanente y claramente distintiva de su forma de ser. Ellos, simplemente, no piensan en sexo. En Estados Unidos son conocidos como asexuales y son un grupo en crecimiento que tiene sus propios blogs y sitios de Internet. El término asexual, sin embargo, no se puede traducir literalmente al español porque -como explica el sexólogo Alonso Acuña- querría decir personas sin sexo, y eso en los seres humanos es imposible. De que los hay, los hay La mitología popular encasilla bajo esa condición a personajes ficticios como Sherlock Holmes, Dick Tracy o Mandrake, pero también se dice que pertenecen al grupo otros de carne y hueso, como Salvador Dalí, Adolfo Hitler e Isabel I de Inglaterra.

COVID-19: Advice updates and vaccine

Llevo 6 años con mi pareja y cada noche intenta que tengamos amor. Esto hace que discutamos, que yo me agobie y me vaya antiguamente a la cama para hacerme la dormida antes de que llegue él. Si hay sexo él cambia el humor y todo va bien. Empero si no hay, se enfada y no deja de insistir. Gracias por leerme.

Salud sexual de la mujer: habla de tus necesidades sexuales

Joanna Guillén Valera Compartir en A muchas personas les gusta el sexo y muchas de ellas necesitan practicarlo a diario solas o en pareja. Adeudar sexo es sano, de hecho, muchos expertos abogan por hacerlo a anales para mejorar la salud física y mental, eso sí, siempre y cuando no se convierta en una neura o un deseo incontrolable. Si esto ocurre, podríamos estar hablando de una adicción al sexo, una enfermedad anales que requiere tratamiento específico. Por ello, la adicción al sexo se puede comparar con otras adicciones como el adicto a las drogas, al juego o al alcohol, donde nunca se ven saciados y tienden a la pérdida de control. En cuanto al género, ambos expertos coinciden en que se trata, sobre todo, de un problema masculino, aunque no exclusivo de los hombres. Factores que pueden anteponer a la adicción En relación a si existen factores que pueden anteponer a desarrollar adicción al sexo, la respuesta de los expertos es que sí.