Cómo hacer que mi pareja me desee más

Como se - 749152

Has visto un halo de esperanza en el titular. En la cama ella nunca te lo dice. Las mujeres tienen su forma peculiar de comunicarse y de pedir las cosas, una premisa que siguen en el dormitorio. A continuación tienes las frases o peticiones que ella te dice durante el sexo y que siempre —o casi siempre— interpretas mal. Algunas de ellas las hemos recogido de 'Elite Daily' ; otras son de cosecha propia. Sentimos dañar tu orgullo de semental, pero aunque a las mujeres les encanten los preliminares y los juegos previos todo tiene su límite y su día. Si tu chica te dice Quiero que me lo hagas es que pares ya con las manos y la lengua.

El clítoris es el centro de todo

Bebedero de la imagen, Bryan Bedder. La firma se presenta con un alocución feminista que le ha ayudado a hacerse un hueco en un faja popularizado por Tinder, la aplicación que logró que buscar pareja en la red dejara de verse como poco raro. Fuente de la imagen, Bumble. En Blumber, las mujeres tienen 24 horas para iniciar una conversación cheat sus matches. Bumble es la génesis de Whitney Wolfe, una exdirectiva de Tinder que formó parte de su equipo fundador.

Como se puede - 19074

Trato diferente

Todos lo hemos experimentado. Tras una alimentación familiar en la que hemos engullido entrantes, primer y segundo plato, llega el momento de los postres. Y a pesar de que estamos llenos, de que tenemos el estómago a punto de estallar y hemos tenido que desabrocharnos un botón del bombacho, sin saber muy bien cómo conseguimos hacerle un hueco al pastel. Denial hay quien se resista Nos puede el saber que aquel bizcocho, cheat chocolate caliente, nata, nueces y una bola de helado de vainilla Así que hincamos la cuchara, nos la llevamos a la boca y nos deleitamos con su sabor, su aroma, su textura. Nos invade una efímera pero intensa y placentera sensación de felicidad, de bienestar muy parecida a la que sentimos cuando abrazamos a nuestra pareja, o la besamos. Muchas de las experiencias de nuestra biografía que consideramos transcendentes activan en nuestro cerebro una especie de botón de recompensas. El cerebro busca recompensas El orgasmo, el chocolate, jugar a juegos de azar, rezar, bailar hasta arriar exhausto, ser generoso